Crisis y Awareness


                Definitivamente que el 2009 ha sido tiempo de cambio para mucha gente que conozco y esto me incluye a mí. Durante este tiempo muchos de nosotros decidimos o decidieron por nosotros que deberíamos de cambiar de rumbo. Aunque las señales de que la actividad anterior era insostenible fueron muchas las ignoramos o simplemente fueron invisibles a nuestra percepción. A medida que evolucionamos como humanos y profesionales aprendemos a detectar estas señales y pasamos de ser simples espectadores del sistema y comenzamos a desarrollar criterio. Este nos permite hacer sentido del caos que existe alrededor y filtrar lo que es importante de lo que no lo es. Las crisis ayudan a crear a cimentar criterios. Cuando llegamos a este nivel de conocimiento comenzamos a ser causa y efecto de los sistemas que nos rodean. Hemos obtenido la experiencia para cuestionar futuras acciones y aprendemos a discernir sobre lo que es o no importante. Cuando nuestro criterio encuentra algo fuera de posición aprendemos a mandar al sistema las señales adecuadas para que las situaciones cambien, nos hemos vuelto parte activa del sistema. Esto es una de las lecciones principales que nos deja esta crisis.

                Ahora este aprendizaje no termina ahí. Haciendo análisis “post mortem” de las situaciones vividas comenzamos a buscar cuales fueron nuestros errores a querer justificar muchas de las acciones que hicimos. He aquí la última etapa de aprendizaje de una crisis que es donde aprendemos a cuestionar nuestro propios engramas, filtro bajo el cual observamos el mundo. Nuestros criterios son formados en base a la experiencia donde el cerebro aprende reglas al observar patrones de sucesos en el tiempo asumiendo que en el futuro siempre las relaciones entre causa y efecto son estables. En un mundo donde todos los sistemas están entrelazados y donde un aleteo de una mariposa en Japón a través la mecánica de sistemas produce la caída de los precios de la bolsa no podemos asumir que los patrones históricos son constantes. Estamos en una edad de turbulencia donde debemos cuestionarnos frecuentemente nuestros criterios. Ahora no podemos quedarnos contentos con solo saber que los patrones de pensamiento que guían nuestra vida están sesgados, debemos aprender  a “re-programar” nuestro cerebro. Si aprendemos a ver el sistema desde los tres ángulos como espectador, con criterio, cuestionando nuestros aprendizajes pasados y replanteando nuestras bases de conocimiento cuando necesario, habremos llegado la última etapa de evolución y de auto-conocimiento.

Acerca de crgarciap

Ingeniero Industria, MBA, Certified Six Sigma Black Belt, ITRIZ Profesional.
Esta entrada fue publicada en Life Management. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Crisis y Awareness

  1. ETOME dijo:

    Entonces lo mejor es no quedar espectante a qué sucede con los cambios y el rumbo que debemos tomar, sino:

    1. Ser generador de cambio
    2. Anticiparse a lo que viene a la vuelta de la esquina

    Es el único suelo firme para no colapsar y quedarse simplemente sobreviviendo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s