De la idea a la Empresa, El gran salto


Toda empresa surge del mismo lugar: una idea.  A muchos nos ha pasado que se nos ha ocurrido una “gran idea de negocios”, pero que no la hemos puesto en acción y después de un tiempo vemos que la idea surge en el mercado como un negocio formal. En ese momento no nos queda más que decir “Yo ya había pensado en eso”.

Entonces, lo que importa, en última instancia, es poner en práctica la idea. Hay muchos factores por los que no nos decidimos a poner la empresa,  en esta ocasión estudiaremos uno: el no tener la certeza de que la idea tenga realmente potencial de negocio. 

En este caso, lo indicado es hacer un estudio de factibilidad. Sin embargo, en este momento, lo que tenemos es apenas una pequeña semillita de lo que pensamos que puede ser una empresa. Es decir, estamos en una etapa muy incipiente. Es por esto que yo te recomiendo que antes de comenzar a hacer un estudio de factibilidad (o peor aún, antes de comenzar el negocio), te puedo recomendar un pequeño y rápido “test” que te podrá ayudar a aclarar la idea.

Este “test” está basado en los elementos que conforman el estudio de factibilidad formal, solo que reducidos a su mínima expresión.

En primera instancia, debo aclarar que los tres elementos más importantes del estudio de factibilidad son, el estudio de mercado, el estudio técnico y el estudio financiero. Esto, dicho en términos más digeribles, se puede traducir como:    

a)      ¿A quién le voy a vender? (¿quién es mi cliente?)

b)      ¿Se puede fabricar el producto? ¿Tengo capacidad de ofrecer el servicio?

c)       ¿Cuánto me costará todo esto? ¿Cuánto ganaré?

Ahora, explicaré la prueba:

  1. Lo primero, y aunque no lo creas, puede ser el paso más difícil, es tomar una hoja de papel , un lápiz y comienza a describir tu idea lo mejor que puedas. Parece que este punto es de sentido común y muy elemental, pero realmente no estamos acostumbrados a plasmar en papel nuestras ideas. Este punto nos da claridad en el proceso y nos define cual es el punto de partida del proyecto. Así mismo, si no puedes describir por completo tu idea, es probable que no tengas del todo claro que es lo que deseas ofrecer al público, por lo que será muy difícil convertirlo en un negocio factible.
  2. Determina quién es tu cliente. Puedes tratar de contestar las siguientes preguntas:
    1. ¿A quién le ofreceré mi producto o servicio?
    2. ¿Donde están estos clientes? ¿Tengo acceso a ellos? ¿Están demasiado dispersos estos clientes? ¿Hay suficiente mercado?
    3. ¿Estará el cliente dispuesto a pagar por este producto o servicio? Si lo está, ¿cuál es el rango deprecio que se está manejando actualmente en productos similares?
    4. Determina si serás capaz de fabricar el producto u ofrecer el servicio. Pregúntate:
      1. ¿Cómo es el proceso de fabricación?
      2. ¿Qué tipo de personal deberé contratar?  ¿Qué habilidades, actitudes, conocimientos  y experiencias debe tener el personal? ¿Hay acceso a este personal localmente o tendré que entrenarlo?
      3. ¿Qué materia prima necesito? ¿Cuántos proveedores hay? ¿Hay suficiente cantidad de esta materia prima, como para tener un suministro permanente?
      4. ¿Qué maquinaria necesito? ¿La venden localmente? ¿Cuál es el precio de esta maquinaria? ¿Tengo capacidad para invertir en equipo?
      5. Determina cuanto te cuesta fabricar el producto o proveer el servicio y si obtendrás un beneficio.
        1. Determina a un nivel muy general, cuales serán tus costos de mercadeo, ventas y producción (es decir, cuanto me cuesta vender y fabricar el producto).
        2. Determina un ingreso proyectado aproximado.
        3. Determina si la diferencia entre tu ingreso y tus costos te generan un rendimiento positivo.

No te preocupes si tu idea no pasa este “test”, porque el objetivo es descartar ideas no factibles en una etapa temprana. Pero si has pasado esta prueba sencilla, puedes proceder a  un paso más profundo y comenzar un estudio de factibilidad completo.

Acerca de Jessica Calderón

Ingeniero Industrial MBA, Orientación a Mercadeo Especialidad en Liderazgo Emprendedurismo Innovación Creatividad Ideas de Negocios Desarrollo Potencial Humano Finanzas Personales
Esta entrada fue publicada en Negocios y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s