Gestión Salarial


En nuestro medio generalmente el rubro de gasto más grande que tenemos es el de la mano de obra. Por esta razón es sumamente importante tener una estrategia atrás de la gestión salarial. La gestión salarial debe de incluir los siguientes aspectos:

1)      Tipo de contrato de trabajo (por proyecto, por tiempo, empleado tiempo completo)

2)      Monto de salario fijo

3)      Monto de salario variable

4)      Tipo de salario variable

Los contratos de trabajo vienen a ser instrumentos a través de los cuales nosotros manejamos la variabilidad en volumen de trabajo. Cuando creemos que el volumen es bajo e inconstante es mejor tener al personal bajo contrato. Cuando sabemos que existe una constancia en el volumen preferimos tener personas con salario fijo.

La escogencia de cualquiera de los dos modelos depende de aversión al riesgo que tenga la persona u empresa que contrate. Una empresa  totalmente aversa al riesgo querra tener a sus empleados totalmente en variable. Una empresa muy segura de su “apuesta” por el volumen de trabajo querra tenerlos bajo salario fijo. Veamos los pros y contras de las opciones anteriores.

                Una empresa con todos sus empleados variables en una situación de crisis económica como la que acabamos de pasar seguramente estaría cómoda. Si el volumen de trabajo no entra simplemente no le pago a los empleados ya que ganan por trabajo entregado. Sin embargo a medida que aumenta el volumen en los tiempos de bonanza el paga la misma cantidad por trabajo entregado lo que limita sus utilidades en volúmenes altos. Existen otros problemas como poco compromiso de los empleados que puede desembocar en problemas de calidad, baja productividad y poca confiabilidad en asistencia al trabajo.

                Una empresa con salario fijo sufre pérdidas con las caídas de volumen pero probablemente gane más en tiempo de volúmenes altos. En este caso los problemas son de supervisión y control ya que los empleados al tener su salario fijo pueden desembocar en empleados sin compromiso de generar volumen ya que su salario, por lo menos a corto plazo, está asegurado. Al momento de tener empleados fijos hay que tomar en cuenta todos los gastos adicionales como ser decimo tercer, decimo cuarto, IHSS, Rap, permisos, cesantías, preavisos etc. Estos al final encarecen la mano de obra.

                El último modelo es hacer un hibrido donde el empleado tenga una parte fija y una parte variable. Un sistema hibrido bien diseñado elimina muchos de los problemas que los sistemas puros pueden generar. Este es un sistema donde ambos el empleado y el empleados comparten el riesgo y juntos buscan resolver problemas.

Al final la decisión ronda sobre la seguridad que tenemos sobre los volúmenes de trabajo y el riesgo que queremos asumir.

Acerca de crgarciap

Ingeniero Industria, MBA, Certified Six Sigma Black Belt, ITRIZ Profesional.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s