Tres Estados Mentales Financieros en Planificación Estratégica


                Al estar planificando estratégicamente las actividades de las empresas se comienza por establecer las metas financieras. La utilidades y el flujo de caja son generalmente contrapuestas. Para obtener dinero en la empresa pedimos un préstamo y obtenemos flujo pero pagamos intereses lo que significa sacrificar utilidades. Otro ejemplo sería si quisiéramos crecer y obtener más utilidades podemos otorgar más crédito a nuestros clientes y aumentar las ventas, sacrificando flujo por obtener mayores utilidades.  

                Existen tres estados mentales al momento de planificar financieramente:

1)      Mentalidad de crecimiento: Esta mentalidad se puede ejecutar solo si existe un balance entre flujo de caja y utilidad, pero principalmente tener el flujo para invertir en créditos, expansiones e inversiones. Para crecer sosteniblemente necesitamos crecer a través de lo que llamamos crecimiento orgánico o sea crecer con lo que nos permite nuestras utilidades y la disponibilidad de flujo. En otras palabras la empresa gana y genera flujo lo que nos permite invertir.

En mercados avanzados financieramente podemos salir a emitir acciones lo que elimina el paradigma de sacrificar flujo por crecimiento, ya que el dinero puede venir de otras fuentes. Ahora esta última opción sacrifica poder de decisión a través de la emisión de acciones por flujo de caja.

2)      Mentalidad de Flujo: En este caso la meta es reducir egresos  y aumentar los ingresos. Esta se da generalmente después de dos tipos de etapas, después de un crecimiento acelerado o después de bajas en los márgenes debido a la competencia por el mercado por un tiempo prolongado. La recuperación del flujo puede venir de vías externas a través solicitar préstamos, sacrificar proveedores,  emisión de acciones, emisión de bonos o ingreso de capital propio. La otra opción es sacrificar utilidades otorgando descuentos por pronto pago, venta de activos inutilizados o que generen poco flujo, remates de inventario, ofertas,etc..

3)      Mentalidad de Utilidades: En este caso la empresa está generando flujo y  deseamos acumular y/o aumentar las utilidades ya sea para un crecimiento posterior o para repartir dividendos. Esto se puede obtener a través de la reducción de gastos, aumentos de margen a través de precio lo que nos permite generar mayores utilidades a expensas de market share, sacrificar flujo a través de pronto pago con proveedores, pagos de préstamos para reducción de intereses, cambios de equipo a tecnología más eficientes. et…

Los gerentes experimentados saben jugar con estas variables y leer el mercado. Un gerente pudo haber leído la crisis que venía antes de que estallara se preparo mediante recortes de créditos riesgosos, acumulación de flujo y crecimiento moderado. Una vez estallada la crisis la empresa podría utilizar su flujo para invertir en mercadeo en temporadas donde nadie lo hace, invertir en crecimiento en tiempo donde empresas se repliegan. La ventaja de trabajar a destiempo en crisis es que la competencia seguramente estará con problemas de flujo y utilidades lo que limita su rango de acción.

Acerca de crgarciap

Ingeniero Industria, MBA, Certified Six Sigma Black Belt, ITRIZ Profesional.
Esta entrada fue publicada en Finanzas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s